ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/05 > Los asalariados se atreven a denunciar la corrupción en África

De Johannesburgo a Kinshasa, filtradores solos ante el peligro

Los asalariados se atreven a denunciar la corrupción en África

En África, un número creciente de denunciantes lleva a cabo en la sombra un peligroso combate para destapar la corrupción y las prácticas ilegales. En países en los que los otros modos de expresión democrática (elecciones transparentes, libertad de prensa) se ven bloqueados o alterados, la revelación de las vilezas de las personas en el poder se convierte en un último acto de resistencia.

por Olivier Piot, mayo de 2018

Johannesburgo, febrero de 2018. Días antes de que el presidente sudafricano Jacob Zuma anunciara su renuncia, la prensa se preguntaba sobre la suerte que el Congreso Nacional Africano (CNA) le depararía a su jefe, implicado en el mayor escándalo de corrupción desde el final del apartheid. En el centro de ese seísmo político-financiero, estaban los vínculos del presidente y su hijo con el clan Gupta, una familia de origen indio que, en solo dos décadas, construyó un imperio económico en Sudáfrica. La caída de Zuma se hizo inevitable en junio de 2017, tras la revelación de miles de documentos confidenciales que muestran cómo esos empresarios intervenían en las esferas más altas, incluso en el nombramiento de ministros, a cambio de favores.

Bianca Goodson y Mosilo Mothepu se encuentran sentadas en un moderno restaurante de la capital sudafricana. Tienen 32 y 39 años. Ambas forman parte de esa clase media (mestiza) que (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.