ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/05 > Alianza pragmática entre Moscú y Teherán

Éxitos militares, rompecabezas geopolítico

Alianza pragmática entre Moscú y Teherán

Donald Trump deberá anunciar el 12 de mayo si Estados Unidos sigue apoyando el acuerdo sobre el programa nuclear iraní. Una retirada abriría el camino a una nueva crisis con la República islámica, la cual podría entonces reactivar su programa de enriquecimiento de uranio. Irán también buscará reforzar su acercamiento con Moscú pese a una historia común tumultuosa.

por Nikolai Kozhanov, mayo de 2018

Las relaciones ruso-iraníes nunca han sido un largo río tranquilo. En el siglo XIX y hasta principios del XX, los Imperios británico y ruso dividieron Irán en zonas de influencia política y económica. La caída de la monarquía rusa en 1917 y la llegada al poder de los bolcheviques –que rechazaban formalmente la herencia zarista imperialista– dieron a Teherán la esperanza de que Moscú dejaría de amenazar la independencia de Persia.

Pese a la derrota del movimiento revolucionario iraní por el sha Reza Pahlevi en la provincia iraní de Gilan, el 26 de febrero de 1921 Irán y la Rusia soviética firmaron un tratado que sentó las bases de las futuras relaciones bilaterales. Las autoridades soviéticas siempre han presentado este documento como uno de los primeros acuerdos “justos” y “honestos” entre Teherán y las grandes potencias. Se cancelaban así todas las concesiones y los acuerdos entre Irán y el régimen zarista; (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.