ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/10 > “Hemos perdido Detroit”

Quiebras en serie de las ciudades estadounidenses

“Hemos perdido Detroit”

Víctima de la desindustrialización, la ciudad de Detroit quebró en julio de 2013. Unos meses antes, el condado de Jefferson había experimentado el mismo destino por culpa de préstamos tóxicos. Sean cuales sean las razones, las bancarrotas municipales se encadenan, revelando las carencias de las políticas urbanas federales. Enredado en un nuevo pulso presupuestario entre el Presidente y el Congreso, Washington viene en ayuda de las colectividades locales a regañadientes.

por Jack Nichols, octubre de 2013

Después de la fusión parcial de un reactor de una central nuclear en Michigan, en 1966, el gran poeta de soul y jazz estadounidense, Gil Scott-Heron, dedicó un poema a la ciudad amenazada por la catástrofe: “Casi perdimos Detroit”. Que la quinta metrópolis de Estados Unidos, la capital industrial de la nación, la venerable ciudad del automóvil pudiera un día ser eliminada del mapa, era una idea inconcebible. Pero Detroit, que sobrevivió a la crisis nuclear, podría no sobrevivir a la crisis de austeridad o terminar en un estado casi irreconocible: el 18 de julio de 2013, incapaz de pagar los 18.500 millones de dólares de la deuda, la municipalidad fue declarada en bancarrota. Aunque protegida por la ley estadounidense sobre quiebras, podrá renegociar sus créditos, al precio de múltiples sacrificios. Algo nuevo para una ciudad de esta importancia y, a la vez, una señal inquietante para un país donde (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.