ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/01 > El icono de la democracia birmana, conciliadora con los militares

En un contexto de frustración social y de violencia étnica

El icono de la democracia birmana, conciliadora con los militares

Desde el 1 de noviembre de 2016, cerca de 30.000 rohingyas, víctimas de la violencia, han huido de Birmania. Aunque Aung San Suu Kyi organizó una conferencia de paz con todos los grupos armados, las divisiones étnicas prosiguen. Un año después de su elección, aún depende de los generales y, además, debe enfrentarse a los problemas económicos internos.

por Christine Chaumeau, enero de 2017

Desde su llegada al Parlamento en marzo de 2016, los 390 diputados de la Liga Nacional para la Democracia (LND, el partido liderado por Aung San Suu Kyi) se alojan en los monótonos edificios de un antiguo cuartel del Ejército en Naypyidó, la capital birmana. En las elecciones legislativas del 8 de noviembre de 2015, su formación se hizo con el 75% de los escaños. A las 08:20h., como todos los días durante las sesiones parlamentarias, se ponen su vestimenta: traje de su región en el caso de los diputados de las minorías étnicas; khaung paung, el turbante tradicional, en el caso de sus homólogos bamar. Cuando están listos, todos cierran con candado las puertas de sus rudimentarias habitaciones. Nada de llegar tarde. Unidades de policías motorizados les esperan. Los funcionarios del Ministerio del Interior se aseguran de que se montan en el minibús antes de escoltarlos hasta el Parlamento.

En (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.