ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/11 > Vacilación de los dirigentes birmanos

Disonancias inéditas entre el Ejército y el poder

Vacilación de los dirigentes birmanos

Un paso adelante, un paso atrás. El 6 de octubre, el Gobierno birmano, controlado por los militares, procedió a nuevas liberaciones de prisioneros políticos. Sin embargo, algunas semanas más tarde, unos periodistas fueron detenidos, uniéndose a los arrestados de este verano. Además, el presidente ha anunciado un alto el fuego con las guerrillas étnicas, mientras los combates continúan sobre el terreno.

por André Boucaud y Louis Boucaud, noviembre de 2014

Aunque las ceremonias militares por lo general no suelen sorprender, la que organizaron las Fuerzas Armadas birmanas, el 27 de marzo de 2013, para conmemorar como cada año el levantamiento contra el Ejército japonés en 1945, lo hizo. En efecto, en la primera fila de la tribuna, sentada en el centro exacto de todos los generales –sus ex carceleros–, estaba Aung San Suu Kyi.

Los ex generales, que constituyen la mayoría del Gobierno del presidente Thein Sein, saludaron la presencia de Suu Kyi como un símbolo de reconciliación y de reconocimiento del papel de la Tatmadaw (el Ejército birmano). Ciertamente, desde su liberación en 2010 Suu Kyi no ha dejado de emitir señales favorables respecto a una cooperación con los militares, sin los cuales no puede encarar un futuro político. La premio Nobel de la Paz, elegida diputada en unas elecciones parciales dos años más tarde, ha anunciado claramente su ambición (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.