ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/07 > De Baudelaire a YouTube, la sonrisa del gato

De Baudelaire a YouTube, la sonrisa del gato

El “felino de bolsillo” ha conocido un destino muy particular entre los animales domésticos. Silencioso, nictálope y gran depredador, fue sacralizado en el Antiguo Egipto y, más tarde, denunciado como diabólico en tiempos de la caza de brujas. Actualmente es un icono de las redes sociales.

por Catherine Dufour, julio de 2018

Los egipcios de la Antigüedad empleaban el término “miou” para referirse a los gatos. Lo que hace de “miaou” una de las palabras francesas con un origen más remoto. A no ser que, sencillamente, los egipcios tuvieran el mismo oído que nosotros. Que todos nosotros, ya que los alemanes dicen “maui”, lo rusos “myau”, los hablantes de swahili “nyau”, los chinos “miao”, los japoneses “nya” y los malgaches “mao”.

A la sombra de las pirámides, el gato ya es apreciado por su gracia despreocupada y su habilidad para defender el trigo de los ratones. En el siglo V a. C., Herodoto cuenta en sus Historias que las familias egipcias hacen momificar cuidadosamente a sus gatos y se afeitan las cejas en señal de duelo. También señala que, en Bubastis (actualmente Tell Basta, donde se puede visitar el cementerio de gatos), la gran celebración anual de Bastet, la diosa con cabeza de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

DossierAnimales: ¿ciudadanos como los demás?

¿Cuál es la parte animal del hombre?, ¿cuál es la mejor forma de convivir?, ¿les debemos algo a los demás seres vivos? Por último, queda por saber si esta acogida de la alteridad, nutrida de emoción, puede contribuir al progreso social.