ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/10 > Crecimiento sin reconciliación en Costa de Marfil

Calma aparente, tensión constante

Crecimiento sin reconciliación en Costa de Marfil

Mientras que en el vecino Burkina Faso han tenido que ser aplazadas las elecciones generales debido a un golpe de Estado, Costa de Marfil prepara con calma las elecciones presidenciales del 25 de octubre. Sin embargo, esta tranquilidad podría ser sólo aparente, ya que la guerra civil de 2002-2007 y, más tarde, el sangriento enfrentamiento en 2010-2011 entre el jefe de Estado, Laurent Gbagbo, y su rival, Alassane Ouattara, han dejado huella.

por Vladimir Cagnolari, octubre de 2015

Desde su acceso al poder en 2011, el presidente Alassane Ouattara prometió volver a poner a su país en el camino del “surgimiento”. Candidato a su propia sucesión en las elecciones del 25 de octubre, pretende capitalizar el halagüeño crecimiento que Costa de Marfil ha mostrado de nuevo. Pero en la carretera que atraviesa el país de Norte a Sur, las fachadas pintadas de nuevo no logran disimular las frustraciones y los fantasmas del pasado.

En Abiyán, la gran terraza de la residencia del embajador de Francia predomina sobre un vasto parque arbolado. En este 14 de julio, militares con el uniforme de gala, patronos de empresa franceses y elites marfileñas pasean de un lado a otro y se detienen ante la impresionante vista de la laguna, atravesada por el puente Henri Konan Bédié. La obra, cuya realización y explotación corresponde al grupo francés Bouygues, fue inaugurada a finales de 2014 (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.