ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/01 > Cómo se construye una lengua

En el laboratorio luxemburgués

Cómo se construye una lengua

Luxemburgo, plaza fuerte de los bancos y de las instituciones europeas, también es una torre de Babel en la que la población habla por lo general tres y hasta cuatro idiomas. Paradójicamente, el aumento de la presencia de extranjeros favorece, más allá del francés y el alemán, un interés por el lëtzebuergesch (luxemburgués).

por Philippe Descamps y Xavier Monthéard, enero de 2020

Entre quienes solicitan un visado “Schengen”, pocos saben que lleva este el nombre de una aldea de Luxemburgo, ubicada en medio de los viñedos y que colinda a un tiempo con Francia y con Alemania. El primer convenio que organizaba la libre circulación de personas en Europa se firmó en el río Mosela, a bordo del buque Princesse Marie-Astrid, en 1985. En la margen izquierda, detrás de una reliquia del Muro de Berlín, el Museo Europeo solemniza el recuerdo de esa abolición de las fronteras. Veinticuatro folletos, uno por cada idioma oficial de la Unión, cuentan una leyenda áurea que pasa por alto el colosal beneficio que Luxemburgo obtiene de otra libertad de circulación: la de capitales. Aún falta en esta colección un folleto en el idioma nacional, el lëtzebuergesch (luxemburgués), cuyo actual resurgimiento arroja sin embargo bastante luz sobre la insólita trayectoria del Gran Ducado.

Amanecer otoñal en la capital, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.