ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/01 > Por todo el oro del Sahel

El descubrimiento de yacimientos en una región en pleno caos

Por todo el oro del Sahel

Equipados someramente, miles de hombres cruzan el Sáhara en busca de oro desde el descubrimiento de filones en Sudán, Chad, Níger… Esta avalancha, tan reciente como repentina, ha cogido por sorpresa a los Estados del Sahel, ya de por sí desestabilizados por los movimientos islamistas y por tráficos de toda clase, sobre todo de droga. Si bien la búsqueda artesanal de oro puede demostrarse rápidamente lucrativa, también es una actividad peligrosa y precaria.

por Rémi Carayol, enero de 2020

Ahmed G., oriundo de Arlit –ciudad en el norte de Níger conocida por sus yacimientos uraníferos–, posee como única riqueza un robusto 4x4 japonés y un profundo conocimiento de las trochas del Sáhara. Durante muchos años, este tuareg de 42 años hizo de guía a turistas que vienen a admirar los paisajes de Aïr, custodió mercancías (legales e ilegales) y trasladó a emigrantes hasta la frontera con Libia, antes de que esta actividad se prohibiese en 2015. De la noche a la mañana, Ahmed se vio sin recursos para alimentar a su mujer y a sus tres hijos. Fue entonces cuando, junto con algunos amigos que también estaban desempleados, se embarcó en la minería artesanal de oro en el yacimiento de Tchibarakaten, a varias horas de camino de Arlit en dirección a Argelia. A Ahmed se le iluminan los ojos al evocar este reciclaje profesional

“El oro es un regalo del (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.