ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/01 > Las raíces económicas del levantamiento libanés

Manifestaciones de Beirut a Bagdad

Las raíces económicas del levantamiento libanés

En un contexto de grave crisis económica, la población libanesa llena las calles para exigir reformas profundas, así como el fin del clientelismo y la corrupción de las elites políticas. La falta de crecimiento y el descenso de ingresos en divisas extranjeras sitúan al país en riesgo de bancarrota.

por Hajar Alem y Nicolas Dot-Pouillard, enero de 2020

El 17 de octubre de 2019, el ministro de Telecomunicaciones libanés, Mohamad Choucair, decide introducir una tasa mensual –conocida como “tasa WhatsApp”– de dos dólares sobre todas las aplicaciones telefónicas gratuitas. Esa misma noche, cientos de jóvenes manifestantes, a menudo procedentes de clases empobrecidas, salen a las calles de las grandes ciudades. Al día siguiente, bloquean las principales arterias del país y organizan sentadas en lugares emblemáticos, como la Plaza de los Mártires en Beirut. El Gobierno cierra inmediatamente las administraciones, las universidades y las escuelas públicas, lo cual paradójicamente anima a más y más gente a salir a la calle. El cierre de los bancos libaneses durante las dos semanas posteriores al levantamiento alimenta la indignación popular, al no poder los depositantes disponer de sus ahorros en efectivo.

Dos meses después, las protestas persisten. Siguen pidiendo la caída del régimen confesional, basado en el reparto del poder por comunidades religiosas (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.