ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/05 > Cómo minar la capacidad de resistencia de los asalariados

Ofensiva general del Gobierno francés sobre los derechos sociales

Cómo minar la capacidad de resistencia de los asalariados

Con la ley laboral concebida en 2016 por la ministra Myriam El Khomri, las leyes y las ordenanzas impuestas por el presidente francés Emmanuel Macron (2016-2017), el recurso a los tribunales de conciliación laboral (Conseils des Prud’hommes), encargados de juzgar los litigios del ámbito laboral, ha seguido bajando: 127.000 tramitaciones en 2017, frente a 187.651 en 2014. Pero esto no significa que los conflictos hayan desaparecido.

por Hélène-Yvonne Meynaud, mayo de 2019

Varios factores explican el retroceso del recurso a los tribunales de conciliación laboral (Conseils des Prud’hommes).

En primer lugar, las rescisiones de contratos laborales de mutuo acuerdo de tipo individual, en constante alza, están remplazando los procedimientos en los tribunales de conciliación laboral. En 2018, según cifras del Ministerio francés de Trabajo, se aprobaron 437.700, es decir, una subida del 3,9% con respecto a 2017, cuando ya había aumentado un 8%. Ahora bien, estas rescisiones a menudo se negocian a minima desde un punto de vista legal, pues se traslada su coste económico del empleador a la agencia gubernamental de empleo francesa (Pôle Emploi), que paga los subsidios de desempleo. El Gobierno de Macron ha reforzado esa tendencia al crear las rescisiones de contratos laborales de mutuo acuerdo de tipo colectivo; se firmaron sesenta en 2018.

Asimismo, los plazos de prescripción, es decir, el periodo en el que se puede actuar, se (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.