ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2019 > 2019/05 > “Ucranización” a marchas forzadas

La lengua, rehén del nacionalismo

“Ucranización” a marchas forzadas

El conflicto que enfrenta a Kiev y Moscú también se desarrolla en el frente cultural. Desde 2014, en Ucrania, varias leyes pretenden frenar la influencia de la “lengua del agresor” en la enseñanza y en los medios de comunicación. A imagen y semejanza del nuevo presidente, elegido el 21 de abril, una parte de los numerosos rusohablantes del país defiende hoy en día la lengua ucraniana por patriotismo.

por Nikita Taranko Acosta, mayo de 2019

“Nos hemos liberado de la ocupación cultural, que no es menos peligrosa que la ocupación territorial”, se felicitaba el pasado 9 de marzo el presidente ucraniano saliente, Petró Poroshenko –entonces candidato a su propia sucesión–, en el marco de los actos de conmemoración del 205° aniversario del nacimiento del poeta nacional Tarás Shevchenko. Durante su mandato, la Iglesia ortodoxa ucraniana ¿Acaso no se ha liberado la Iglesia ortodoxa ucraniana de la tutela del Patriarcado de Moscú, establecida desde hacía tres siglos, durante su mandato?

“Ejército, lengua, fe”: el eslogan de tintes nacionalistas elegido por Poroshenko para su campaña no ha sido suficiente para distraer a los votantes sobre su gestión. Durante su presidencia, las reformas anticorrupción se han estancado, y el conflicto armado con las repúblicas separatistas prorrusas del Donbáss, que desde 2014 han causado la muerte de 13.000 personas, continúa activo. El 21 de abril, Volodímir Zelenski derrotó en (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Cartografía

Familia, prensa, escuela: el bilingüismo en la práctica

Miniatura del mapa
Miniatura del mapa