ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/06 > Cómo los hinchas marcan goles

Contrapoderes en las gradas

Cómo los hinchas marcan goles

Brasil, cinco veces ganador de la Copa del Mundo de fútbol, recibe la competición con un clima de desencanto político y de fervor azuzado por los medios de comunicación. Escenarios de acciones descontroladas y a veces violentas, los estadios –que el negocio del futbol querría pacificar– son también lugares de socialización. Algunas asociaciones de aficionados defienden su carácter popular.

por David Garcia, junio de 2014

São Paulo, Brasil, 1 de febrero de 2014. Furiosos, un centenar de hinchas del Corinthians entran por la fuerza en el centro de entrenamiento de su equipo favorito. Tienen la firme intención de castigar a dos jugadores, considerados responsables de una serie de derrotas. Los desafortunados escapan por poco a su venganza. Cuatro días más tarde, durante un partido, se producen violentos enfrentamientos, esta vez, sin embargo, entre los propios hinchas del club paulista.

“Estos canallas representan entre el 5% y el 7% de los miembros de las torcidas organizadas [agrupaciones de hinchas de fútbol]. No son hinchas, sino traficantes de drogas o delincuentes. Son difíciles de eliminar”, analiza fríamente Mauricio Murad, sociólogo brasileño. Dos meses antes, peleas entre hinchas de los clubes Vasco da Gama y Atlético Paranaense habían causado cuatro heridos graves. Desde 1988, han muerto en el país doscientos treinta y cuatro hinchas de fútbol. “Los gamberros están (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.