ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/05 > Ciber-ataque contra Teherán

Ciber-ataque contra Teherán

por Philippe Rivière, mayo de 2011

“¡Un nuevo Chernóbil!”. A principios de 2011, Dmitry Rogozin, embajador ruso ante la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), provocó sensación al pedir que se abriera una investigación sobre Stuxnet, el virus informático que atacó las instalaciones nucleares iraníes durante los últimos meses. Este virus, afirmó, habría podido conducir a una explosión termonuclear en Bushehr, la central de producción de energía nuclear ubicada en el sur del país. Una hipótesis “virtual [y] completamente infundada”, responde el experto en seguridad alemana Ralph Langner, autor en septiembre del primer estudio completo de ese virus. “En primer lugar, Stuxnet no apuntaba a Bushehr”. En efecto, la afectada fue Natanz, donde siete mil centrifugadoras enriquecen uranio. “Segundo, aun en ese caso, no hubiera podido interactuar con los sistemas del circuito primario [un circuito de agua que está en contacto con la radiactividad]. Lo gracioso es que los rusos lo saben muy bien”. Porque (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.