ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2011 > 2011/05 > La revolución de las agujas en Bangladesh

Represión social y política

La revolución de las agujas en Bangladesh

Mientras las grandes marcas occidentales de ropa se abastecen en las fábricas bangladesíes, los trabajadores textiles multiplican las huelgas y manifestaciones para obtener salarios decentes.

por Yasmina Hamlawi, mayo de 2011

Bicicletas temerarias, camiones cargados con fardos de dudoso equilibrio, colectivos rebosantes de pasajeros, motos montadas por familias enteras: el único camino que conecta Dacca con el norte no se vacía nunca, ni de día ni de noche. A ambos lados de la maltratada carretera, mujeres adultas y jóvenes bordean la carretera nacional Nº 3, con un paso regular y resignado que hace pensar en una procesión religiosa. Las colas se rompen para hundirse en los solares en medio de los cuales se destacan, como enormes hormigueros, las fábricas textiles.

Todas las mañanas, tres millones de personas toman la carretera de las cuatro mil fábricas del cordón industrial de la capital. Más de tres cuartos de ellas son mujeres: pespuntadoras, modistas, costureras, encargadas de tareas de mantenimiento, etc. Las obreras de Bangladesh, de bajo coste, sacian el apetito de las grandes cadenas de distribución y de las marcas textiles occidentales. Wal-Mart, H&M, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.