ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/02 > Vigilancia “profunda” en Internet

Una tecnología que interesa a estados y empresas

Vigilancia “profunda” en Internet

Cuando una dictadura cae, resulta difícil comprender cómo podía sostenerse en el poder. En Libia, Egipto o Túnez, la respuesta se encuentra en parte en la vigilancia sistemática de las comunicaciones. Con la ayuda del material proporcionado por empresas estadounidenses y europeas que encuentran en estos lugares clientes sin complejos, así como un terreno donde probar sus técnicas a gran escala.

por Antoine Champagne, febrero de 2012

La periodista del Wall Street Journal Margaret Coker, quien después de la caída de Trípoli visitó un centro dedicado a la escucha de la población, pudo constatar que todo, allí, estaba bajo control: la red Internet, los teléfonos móviles GSM y las conexiones por satélite (Internet y teléfono). En los informes figuraban, entre otras cosas, los correos electrónicos o los extractos de chats de opositores al régimen de Muamar Gadafi. En las paredes del centro había cartelitos de la empresa que hizo la instalación: Amesys, una filial de la sociedad francesa Bull. Más tarde Le Canard Enchaîné revelaría que se solicitó la ayuda de la Dirección de Información Militar (DIM) en la formación de “controladores” libios.

En Siria el material estadounidense permitió al régimen de Bachar El Assad censurar Internet y recuperar a su antojo los nombres de usuarios y las contraseñas de los ciudadanos, con el fin de acceder a (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.