ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2009 > 2009/05 > Tempestad económica en Corea del Sur

Fuertes tensiones sociales y estancamiento político

Tempestad económica en Corea del Sur

Para hacer frente a la crisis sin tener que recurrir a la ayuda del Fondo Monetario Internacional, varios países de Asia han echado mano de un fondo de solidaridad asiático. Seúl ha prometido aportar a éste veinticuatro mil millones de dólares, mientras se esperan las contribuciones de Pekín y Tokio. En Corea del Sur, la tormenta económica se abate sobre una sociedad debilitada y un Gobierno desacreditado. Incluso la intensificación de las tensiones con Corea del Norte no bastan para desviar la atención. Y las movilizaciones toman una forma desconocida…

por Philippe Pons, mayo de 2009

Al acceder al poder en febrero de 2008, el presidente de centroderecha Lee Myung-Bak había prometido una “Corea mundializada” donde cada habitante tendría ingresos anuales de 40.000 dólares. Ignoraba que doce meses más tarde su país sería uno de los más afectados por la crisis del neoliberalismo que él defendía, ni que su firmeza respecto de Corea del Norte generaría las más graves tensiones entre ambos Estados en una década, hasta el punto de casi dejar a Seúl marginado en las conversaciones de los Seis (China, las dos Coreas, Estados Unidos, Japón y Rusia) sobre la desnuclearización del régimen de Pyongyang.

El disparo por parte de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), el 5 de abril de 2009, de un lanzador de satélites –o de un misil de largo alcance– fue acogido con calma en el Sur, cuya población está acostumbrada, desde hace medio siglo, a las invectivas y a (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.