ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/08 > ¿Quién teme al Big Brother?

Nuevas técnicas de fichado y control

¿Quién teme al Big Brother?

Según la Comisión Nacional de la Informática y las Libertades de Francia, entre un 22% y un 37% de las informaciones del fichero STIC de la policía francesa son erróneas. A pesar de ello, una votación del Senado en segunda vuelta el 15 de julio, ha permitido suavizar las leyes de control de estos ficheros del Estado. Como éstas se presentan bajo la forma de “medidas indoloras”, los ciudadanos tienden a aceptar las técnicas de “vigilancia policial” como formalidades inevitables. Pero, ¿es esto razonable?

por Denis Duclos, agosto de 2004

La ciudad de Boston, donde se generaron importantes investigaciones sobre video-control, ha puesto rotundamente fin a esa política. Su aeropuerto (donde habían embarcado 10 de los 19 terroristas del 11 de septiembre de 2001) acaba de suspender una experiencia de identificación por medio de cámaras: los 40 voluntarios que participaron de la misma sólo fueron reconocidos en el 60% de los casos. Poco tiempo antes, la policía de Tampa (Florida) había abandonado una experiencia semejante. Otros sistemas también han sido descartados en los últimos años a raíz de la gran cantidad de errores regis­trados (detención de inocentes, no percepción de actos agresivos, no reconocimiento de rostros ya “fichados”). Como señala el responsable de una organización estadounidense para la defensa de los derechos cívicos: “Es posible que la identificación facial sea un concepto equivocado, y que se trate de la versión siglo XXI del detector de mentiras, famoso por su poca (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.