ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2013 > 2013/04 > Nápoles o el futuro de Europa

Las caras de la crisis

Nápoles o el futuro de Europa

Desde hace años, Nápoles muestra dos caras: capital cultural de pasado comunista y obrero, es asimismo la ciudad de la Camorra, de los trabajos temporales y de las copias fraudulentas. Al contribuir al aumento del paro y a la desaparición de puestos de trabajo industriales, la crisis económica ha hecho que la precariedad y la astucia sean la suerte de un número cada vez mayor de sus habitantes. ¿Un anticipo de lo que podría acaecer en el resto de Europa?

por Angelo Mastrandrea, abril de 2013

Según la leyenda, Osso, Mastrosso y Carcagnosso, caballeros de Toledo afiliados a la logia masónica La Garduña, en 1400 se refugiaron en una pequeña isla del archipiélago de las Egadas, donde fundaron las tres mafias: la siciliana Cosa Nostra, la ‘Ndrangheta calabresa y la Camorra napolitana. Una tríada con la cual, desde entonces, el sur de Italia no termina de ajustar sus cuentas.

Entonces, es de imaginar el estupor de la intelligentsia napolitana al advertir que la obra de arte que representa un hombre a caballo, encargada al escultor sudafricano William Kentridge y expuesta a la salida de la nueva estación de metro Toledo, en pleno centro de la ciudad, se titula El Caballero de Toledo, antiguamente llamado Carcagnosso, fundador de la Camorra, ese anti-Estado que el consejo municipal rosso-arancione, dirigido por el ex magistrado Luigi De Magistris, piensa erradicar.

Queda por determinar si la metedura de pata ha sido fruto de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.