ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/11 > La segunda generación de “mingong”

Los migrantes internos chinos golpeados por la desaceleración económica

La segunda generación de “mingong”

Sus padres se mataron a trabajar para hacer que funcionara “el taller del mundo”. Al igual que ellos, millones de campesinos abandonaron sus aldeas, partiendo así al asalto de las megalópolis chinas con la esperanza de una vida mejor. Pero sus sueños chocan con las dificultades de la vida en la ciudad, donde no disponen de los mismos derechos que los que nacieron allí. Nos reunimos con algunos mingong en los barrios obreros de Cantón.

por Loup Espargilière y Théau Monnet, noviembre de 2016

Con aspecto cansado después de una agotadora semana confeccionando zapatos, Zhang, de 27 años, cuenta mirando al vacío: “Hace un año que estoy en Baiyun. Mi mujer y mi hijo siguen en la provincia de Guangxi. Era granjero, vine aquí por el dinero”. Al igual que cerca de 280 millones de chinos, abandonó su pueblo natal para unirse a las filas de los mingong (o trabajadores migrantes, literalmente “campesinos obreros”), esos habitantes rurales que llegan a las megalópolis del país en busca de una vida mejor. Este éxodo comenzó en 1979, durante la apertura de China a la economía globalizada bajo el impulso del presidente Deng Xiaoping. Albañiles, obreros, barrenderos: son, desde hace cuarenta años, la mano de obra del crecimiento chino.

En Baiyun, distrito obrero del norte de Cantón donde se encuentran bloques de viviendas dormitorio, pequeñas fábricas textiles y puestos que venden de todo, las generaciones de mingong se (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Este artículo fue el ganador del concurso estudiantil de la edición de 2016 organizado por Les Amis du Monde diplomatique.