ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/06 > La perestroika de Gorbachov, veinte años después

Del socialismo al mercado

La perestroika de Gorbachov, veinte años después

Un mundo desarmado y reconciliado, sin bloques militares, la democracia, la autogestión, la ecología y el socialismo renovado” eran las promesas del “nuevo pensamiento” de Mijail Gorbachov, de la llamada política de glasnost y de la perestroika. La URSS fue desarticulada, el bloque del Este se autodisolvió. Sucedía hace veinte años: en la primavera de 1985 se iniciaba en Moscú una conmoción del orden mundial que no ha concluido.

por Jean-Marie Chauvier, junio de 2005
Todo está podrido.
Hay que cambiarlo todo.

(Eduard Shevardnadze a Mijail Gorbachov, una noche de invierno de 1984 en Pitsunda, sobre la ribera abjasia de Georgia).

La sociedad troglodita cavaba sus cuevas desde hacía mucho tiempo bajo el hormigón del aparente monolito. No hay momento de verdad de los años glasnost que no haya madurado, aflorado la víspera del gran vuelco. Lejos del teatro de terror montado por nuestros medios de comunicación, la URSS post Stalin se había transformado profundamente: el poder, el sistema, la sociedad, la cultura, la mentalidad. Invisibles en los esquemas de lectura estereotipados, ciegamente anticomunistas, las señales precursoras del cambio se habían acumulado: reestructuraciones oficiales y secretas, comportamientos demográficos y sociales, resurgir de sentimientos nacionales y religiosos, pluralismo real de los intereses y la opinión pública, la literatura, el cine, la música, los movimientos informales de la juventud.

En la primavera de 1985, sucede lo impensable: el Kremlin (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Recuadro

Cronología