ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2005 > 2005/06 > África, víctima de Big Farma

África, víctima de Big Farma

Atraídos por los bajos costes y la laxitud en los controles, los laboratorios farmacéuticos realizan pruebas de sus productos en África, con menosprecio a la seguridad de sus pacientes. Frente a la multiplicación de accidentes, algunos ensayos han debido interrumpirse. Estos derivados revelan la forma en la que las industrias farmacéuticas utilizan a los habitantes del Sur para resolver los problemas sanitarios del Norte.

por Jean-Philippe Chippaux, junio de 2005

En marzo de 2005 se suspendieron en Nigeria las pruebas clínicas del Tenofovir®, un antiviral utilizado contra el sida, a causa de graves faltas éticas. Esos experimentos, desarrollados por la asociación Family Health International por cuenta del laboratorio estadounidense Gilead Sciences, eran financiados por el gobierno de Estados Unidos y por la fundación Bill y Melinda Gates. Las pruebas también se suspendieron en Camerún (febrero de 2005) y en Camboya (agosto de 2004), pero sin embargo continúan en Tailandia, Botswana, Malawi, Ghana y Estados Unidos.

En agosto de 2001, problemas similares derivaron en una acción judicial. Unas treinta familias de Nigeria iniciaron un procedimiento judicial ante un tribunal neoyorquino, pidiendo que se condenara al laboratorio estadounidense Pfizzer a causa del test del Trovan®, un antibiótico destinado a combatir la meningitis. Durante ese estudio, realizado en 1996 con ocasión de una epidemia de meningitis, sobre un total de doscientos niños, once fallecieron, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.