ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/02 > La fuga de cerebros, versión neoliberal

“Adaptar el talento a la empresa global”

La fuga de cerebros, versión neoliberal

Antes de que el olvido mediático relegue el tema de la “fuga de cerebros” al desván de la memoria, conviene rescatar algunas ideas vertidas, estos últimos meses, en torno a la falta de expectativas laborales de los jóvenes españoles y su salida al extranjero. En paralelo, también se ha difundido una narrativa destinada a los estudiantes universitarios, en la que se define la “activación universitaria” como un modelo acorde con la búsqueda de movilidad de las empresas... De modo que la fuga de cerebros queda, tal y como se presenta a la opinión pública, como un estigma difícil de borrar para los jóvenes españoles: el de una “generación en fuga”.

por Antonio Santos, febrero de 2014

El reciente caso del brillantísimo investigador Juan Carlos Izpisúa, director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, abocado a dimitir y a emigrar ante la falta de apoyos financieros; o el de la joven Nuria Martí, única embrióloga española que participa en la obtención de células madre humanas por clonación, despedida en 2012 del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia, que tuvo también que emigrar a Estados Unidos, han traído a la portada de los grandes medios de comunicación la cuestión de la “fuga de jóvenes cerebros”.

Conviene recordar que la tasa media de paro juvenil en España es superior al 50%, y que los recortes en las subvenciones estatales a la investigación y el desarrollo (I+D) superan los 340 millones de euros. Dos datos que ayudan a explicar por qué muchos jóvenes con talento eligen marcharse al extranjero. Y por qué este fenómeno, sobre todo en los dos últimos (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD en español