ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/09 > La búsqueda del “supersoldado”

Mejorar las capacidades naturales del cuerpo humano

La búsqueda del “supersoldado”

La carrera armamentística se diversifica. Además de los equipamientos convencionales y nucleares, constantemente renovados y perfeccionados, los autómatas del combate experimentan un desarrollo fulgurante. Pero las máquinas no lo son todo. Entre bastidores, los investigadores trabajan para aumentar el rendimiento del soldado humano, demasiado humano y, por ende, demasiado débil a ojos de los Estados Mayores. ¿A qué precio?

por Ioana Puscas, septiembre de 2017

Ante armas cada vez más perfeccionadas, el soldado “se convierte en el eslabón débil” de los sistemas defensivos. Esta constatación de la Agencia Estadounidense para Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA por sus siglas en inglés), formulada en un informe no clasificado que data de 2002, lleva rápidamente a una segunda: incluso aunque los robots se expanden por el campo de batalla, el Ejército no puede prescindir de los soldados. Por lo tanto, la agencia ha movilizado los saberes disponibles para mejorar el cuerpo y la mente de los combatientes. Y producir un “supersoldado”.

En los años 1990, la DARPA comenzó a interesarse en profundidad por la biología, con la intención de transformar el cuerpo humano para prepararlo para la guerra. En 2014 reunió a profesionales de las ciencias de la vida y a físicos en una Oficina de Tecnologías Biológicas (Biological Technologies Office). “Desde ese día –anuncia la agencia–, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.