ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/10 > Jaque mate de Erdogan al Ejército turco

Una poderosa institución debilitada por el intento de golpe de Estado

Jaque mate de Erdogan al Ejército turco

La estrategia de contención llevada a cabo por Recep Tayyip Erdogan para oponerse al tradicional control de los militares sobre la vida política no impidió el golpe de Estado del pasado mes de julio. El Presidente turco, quien salió victorioso de este pulso, comenzó una vasta operación de purga para confirmar su poder.

por Sümbül Kaya, octubre de 2016

El intento de golpe de Estado del 15 de julio de 2016 en Turquía recuerda hasta qué punto el Ejército sigue siendo un actor de peso capaz de modificar drásticamente el equilibrio de fuerzas políticas. Esta institución, fundada en 1923 y lejana heredera de la modernización de las fuerzas otomanas en 1826, constituye ante todo una importante potencia militar. En términos de efectivos, son 800.000 personas (1,5 millones si se incluye a los reservistas y a otros tipos de personal asimilado), es el octavo ejército del mundo y, por detrás del de Estados Unidos, el segundo en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Sigue siendo una pieza clave después de haber sido calificado durante mucho tiempo como “primera línea de defensa” frente a la antigua URSS y a sus aliados del Pacto de Varsovia. Sus tropas intervienen como fuerza de mantenimiento de la paz en varios países (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.