ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/04 > ¿Hacia dónde va Túnez?

¿Hacia dónde va Túnez?

La adopción de una nueva Constitución, el pasado 26 de enero, ha provocado una distensión política en Túnez. Una vez aclaradas por el texto las cuestiones relativas al estatuto de las mujeres, al papel de lo sagrado, o a la libertad de conciencia, se esperaba que las cuestiones económicas dominasen el debate público. Sin embargo, los principales partidos no logran definir su estrategia sobre estos asuntos.

por Serge Halimi, abril de 2014

Debido a que las revueltas árabes no han tenido un desarrollo feliz en Egipto, Siria ni Libia, Túnez se ha visto convertido dentro de la región en el refugio de aquellos que buscan un motivo de esperanza. Ninguna de las aspiraciones sociales que allí dieron origen al levantamiento de diciembre de 2010 ha sido satisfecha. Sin embargo, tras una interminable crisis política, y de rozar lo peor con el asesinato de dos diputados de izquierda el año pasado, el país acaba de dotarse de una nueva Constitución, aprobada por doscientos diputados de entre doscientos dieciséis, y de un Gobierno de unión nacional compuesto por tecnócratas. La tensión ha cedido un poco, y se vive un cierto estado de gracia.

Los adversarios de los islamistas de Ennahda temen que estos penetren en el aparato del Estado, asentando así las bases de una nueva dictadura. En definitiva, abandonaron el poder tan pacíficamente como (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.