ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/04 > ¿Adónde va la procreación médicamente asistida?

Hacia el “hospital-empresa”

¿Adónde va la procreación médicamente asistida?

La fecundación in vitro está ampliamente extendida en los países desarrollados, lo que permite el progreso de una bollante industria de las técnicas científicas de natalidad. Estos laboratorios exploran nuevos caminos éticamente cuestionables que les permita aumentar sus beneficios económicos...

por Jacques Testart, abril de 2014

Treinta y seis años después del nacimiento del primer bebé probeta –en 1978, en el Reino Unido–, han nacido cinco millones de niños por fecundación in vitro (FIV), y hoy cerca del 3% de los niños de los países industrializados son concebidos de esta forma. Pero la técnica avanza sin cesar, mientras que la reglamentación bioética se flexibiliza. De esta manera, la medicalización de la procreación podría tomar nuevos rumbos, susceptibles de “mejorar” al ser humano. Entre las más fantasiosas: la clonación o el progenitor universal.

Reproducirse solo o engendrar con un progenitor anónimo: ambas direcciones, aparentemente antagónicas, mantienen una particular relación con la alteridad, y dejan muy poco espacio al otro. En la primera hipótesis, los humanos podrían reproducirse de manera idéntica sin “contaminar” su propio genoma con el de una pareja. Pero, y lo lamento por los egocéntricos que lo desearan, la realidad biológica no lo permite: en efecto, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.