ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/05 > Éxodo rural y empleo en China

China redescubre la cuestión social

Éxodo rural y empleo en China

Mientras el crecimiento chino prosigue a un ritmo elevado, los movimientos de protesta no disminuyen, a pesar de la fuerte represión. Estas manifestaciones se desarrollan a menudo en las zonas rurales, en particular para protestar contra el éxodo de los campesinos. Si bien la agricultura ha escapado ampliamente a la modernización capitalista, la muchedumbre de emigrantes hacia las ciudades no es menos importante. Tras haber ignorado las condiciones de vida deplorables de estos trabajadores, el poder acaba de elaborar una nueva política social. No sin convulsiones.

por Jean-Louis Rocca, mayo de 2007

¿Está convirtiéndose el trabajo en el caballo de Troya de un nuevo “peligro amarillo”? En efecto, puede pensarse algo así a la luz de los análisis que ven en China el “taller del mundo”, “nuestra pesadilla” o… “nuestro futuro”. El trabajo chino se ha convertido en el centro de todos los fantasmas: el del desempleo que originan las deslocalizaciones y el del regreso a un “infierno capitalista”, tanto para China como, probablemente, para la humanidad en su conjunto. El análisis supone a la vez la existencia de un poder globalizado que se manifiesta en el Imperio del Medio bajo una forma “capitalista-comunista”, donde se suma un régimen autoritario “de izquierdas” a la explotación capitalista.

Pero es imposible resumir la realidad en una consigna o una especificidad cuasicultural que haría de los chinos gente industriosa por naturaleza. Sin necesidad de ponderar los “lados malos” del capitalismo chino con los “buenos”, se trata (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.