ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/05 > Estados Unidos y la “Nueva Europa”

De la guerra fría a la administración Bush

Estados Unidos y la “Nueva Europa”

A partir del 1 de mayo de 2004, la Unión Europea cuenta con diez nuevos Estados: los Países Bálticos (Estonia, Letonia,Lituania), Hungría, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Chipre y Malta. Es también una fecha histórica para los Estados Unidos, que durante mucho tiempo han considerado una tal ampliación como reforzamiento de su influencia. El cambio de mayoría en España, la crisis política en Polonia y el impasse chipiotra relativizan sin embargo estas esperanzas.

por Thomas Schreiber, mayo de 2004

Estados Unidos no ocupa una posición dominante en la Unión Europea (UE), pero espera beneficiarse con el ingreso - el 1 de mayo de 2004- de los diez nuevos miembros, a los que corteja desde hace mucho tiempo.

Los halcones del Pentágono, en particular Richard Perle, que durante un largo período fuera consejero de Donald Rumsfeld, y que el 18 de febrero de 2004 renunció a su cargo en el Pentágono “para no obstaculizar la campaña electoral del presidente Bush” (sic), consideran que Estados Unidos debe defender su modelo de manera agresiva frente a la “vieja Europa”. Para ellos, el ingreso de nuevos países a la UE podría permitir a Estados Unidos pilotar una mayoría de naciones para impedir que la Europa ampliada se convierta en un contrapeso de Washington. Otro “gurú” de la política exterior estadounidense, Zbigniew Brezinski, resume la paradoja de la siguiente manera: “En momentos en que el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.