ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/05 > La anti publicidad, un mercado prometedor

Un movimiento legítimo codiciado por algunos

La anti publicidad, un mercado prometedor

por François Brune, mayo de 2004

Repentinamente, a finales del año pasado, los medios de comunicación advirtieron que había publicidad en el metro. Que grupos de jóvenes exaltados se habían lanzado al asalto de los carteles para embadurnarlos con fórmulas liberadoras. Y que, ultrajada, la Administración Autónoma del Transporte Parisino (RATP) reclamaba un millón de euros a unos 60 activistas descubiertos in fraganti. Entonces, diarios y revistas multiplicaron los reportajes, convirtiendo el asunto en una “tendencia”, a riesgo de inquietar a los publicistas que los financiaban. ¿De dónde salían esas brigadas que de golpe alteraban el orden publicitario? ¿Y por qué los medios de comunicación parecieron orquestar la denuncia del sistema del que dependían?

El 17 de octubre de 2003 unas 300 personas invadieron el metro para pintarrajear, cubrir con cruces negras y aforismos vengadores (“¡En lugar de gastar, piense!”) cientos de carteles publicitarios. Respondieron al llamamiento de un sitio internet lanzado por el grupo “Stopub” constituido (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.