ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/05 > Resurgimiento nacionalista contra la ocupación

El fracaso de la ocupación estadounidense de Irak

Resurgimiento nacionalista contra la ocupación

Cerca de 600 muertos y de 2000 heridos: tal es el balance de víctimas iraquíes en los combates que han enfrentado a los soldados de la coalición y a los insurgentes chiitas y suníes durante las tres primeras semanas de abril. También han muerto 100 marines. La ocupación norteamericana es rechazada por un enorme y creciente número de iraquíes, reunidos alrededor del nacionalismo al que se creía moribundo, pero que trasciende las divisiones confesionales.

por Juan Cole, mayo de 2004

El gran levantamiento de abril de 2004 marca el resurgimiento del nacionalismo iraquí y tal vez también del nacionalismo árabe como factor importante de esta época posbaasista. El partido Baas, ya desacreditado, proclamaba en todas partes un nacionalismo a la vez “local” y “regional”: glorificaba el papel civilizador de Irak en la historia y reivin­dicaba la herencia de Hammurabi y Nabucodonosor. Bagdad pretendía sustituir a El Cairo como principal defensor de los intereses del mundo árabe. Pero el carácter odioso del poder del partido Baas incitó a muchos iraquíes a reaccionar contra esa retórica nacionalista.

Después de la caída del presi­den­te Sadam Hussein, los palestinos que
habían gozado de asilo en Irak se volvieron objeto de suspicacia y resentimiento. El panarabismo había perdido su atractivo y los políticos iraquíes solían acusar a los medios panárabes, como Al Jazira, de haber sido demasiado complacientes con la dictadura. También condenaban a (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.