ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/03 > Estado de emergencia social

Las políticas liberales del gobierno francés

Estado de emergencia social

Estamos ante el riesgo de que el vencedor de las próximas elecciones regionales, que tendrán lugar en Francia los próximos 21 y 28 de marzo, sea la abstención. Las capas populares, en dificultades, se sienten abandonadas por todas partes. De hecho, ningún sector escapa a la fiebre neoliberal de Chirac y Raffarin. Las inversiones públicas retroceden en todos los terrenos: la Enseñanza, la Investigación, La Sanidad… Incluso las guarderías, ahora privatizadas, van a beneficiarse de ayudas fiscales.

por Martine Bulard, marzo de 2004

Si nos fiamos de los comentaristas, podríamos tener la impresión de que Francia es administrada con indolente benevolencia. Se habla de un gobierno "dubitativo", de ministros que “meten la pata”, de un poder que anda "a la deriva". Pero eso es falsa quimera: el gobierno de Jean-Pierre Raffarin está liquidando con una determinación inquebrantable - que no excluye las idas y vueltas - lo poco que queda del modelo social francés.

El balance de los 700 días de gobierno es impresionante. Retroceso en los derechos a la jubilación; control de la justicia a través de la ley Perben II; reducción de la cantidad del seguro de desempleo; aumento de las exoneraciones fiscales para los ingresos más elevados; menor reembolso de los gastos médicos; disminución de los fondos para la investigación y la educación; preparación de una "reforma" de la Seguridad Social inspirada en la que se aplicó a las jubilaciones; desmantelamiento (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.