ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/09 > El arrebato bélico del presidente turco

Una estrategia de tensión con fines electoralistas

El arrebato bélico del presidente turco

Disconforme por no haber conseguido en junio una mayoría para fortalecer su poder y sus atribuciones, Recep Tayyip Erdogan quiere convocar nuevas elecciones legislativas. Para aumentar sus posibilidades, el jefe de fila de los islamistas conservadores endurece la represión hacia sus opositores, apuntando prioritariamente a las fuerzas progresistas y a los kurdos, tanto dentro como fuera de las fronteras de Turquía.

por Akram Belkaïd, septiembre de 2015

Sin él y sin su partido, no hay salvación… El 11 de agosto de 2015, durante un discurso televisado, Recep Tayyip Erdogan dio una señal implícita de la campaña para las elecciones legislativas anticipadas que deberían tener lugar en otoño sirviéndose de un tono marcial y paternalista a la vez. El Presidente turco realizó un balance positivo mencionando sucesivamente el fin del proceso de paz con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), la decisión de atacar militarmente a este, pero también a la Organización del Estado Islámico (OEI), y la necesidad para el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de gobernar en solitario para seguir llevando a cabo las reformas. “Actúa como si no hubiese sufrido ningun revés en los últimos dos años –observa Taha Akyol, editorialista de Hürriyet, diario de centro derecha–. Relativiza incluso la incapacidad del AKP para obtener la mayoría absoluta en el (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.