ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/09 > El revolucionario western italiano

Cine

El revolucionario western italiano

Expresión de lucidez política, el spaghetti western renovó profundamente un género sin aliento desmitificando la fundación de América. Devenido Zapata western, con las revoluciones mexicanas como telón de fondo, le concede el papel protagonista al campesino moreno del sur del Río Grande, que roba el papel estrella al héroe yanqui…

por Daniel Paris-Clavel, septiembre de 2015

Después de la revolución estilística iniciada por Sergio Leone con Por un puñado de dólares en 1964, el western italiano insistía y se consolidaba entre parábola política y entretenimiento popular. En 1966, mientras que Italia, desgarrada por la brecha de riqueza entre el Norte y el Sur, celebra el centenario de su unificación al tiempo que se encamina hacia sus “años de plomo”, la vara con la que se mediría lo que se iba a llamar Zapata western aparece en las pantallas. Yo soy la Revolución (A Bullet for the General en su título internacional, dirigida por Damiano Damiani, narra el encuentro entre un jefe de banda de revolucionarios, El Chuncho (Gian Maria Volonté), y el yanqui “Bill Tate” El Niño (Lou Castel) durante la revolución mexicana de 1910. El segundo presiona al primero para que se comprometa más con la revolución… con el objetivo secreto de poder acercarse y (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.