ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2015 > 2015/09 > ¿Qué cabe, pues, hacer?

¿Qué cabe, pues, hacer?

Tras la lectura de los contenidos del número de agosto, nuestro colaborador Víctor Gómez Pin nos transmitió la siguiente reflexión: “Desde el estremecedor relato de las negociaciones en Bruselas por Varoufakis, hasta la descripción por Halimi de la ’Europa que ya no queremos’...pasando por el editorial de Ramonet, pocas veces de un periódico ha emergido con tal implacabe rigor la pregunta relativa a si ‘salvo sobre cuestiones secundarias realmente debemos seguir convocando elecciones en la zona euro e incluso en el conjunto de la Unión Europea’ (Bernard Cassen). Ahí está lo radical de la cuestión.” Y le invitamos a que convirtiera su reflexión en un artículo, que es el que reproducimos a continuación.

por Víctor Gómez Pin, septiembre de 2015

Ciertamente, la acción efectiva de los hombres no siempre se corresponde con las máximas de comportamiento que ellos mismos se habían impuesto. En ocasiones, esta discordancia está motivada por la ausencia de entereza para asumir el precio personal de la fidelidad a las convicciones e incluso por el mero oportunismo. Pero es bien sabido que, a veces, la disparidad no resulta de cobardía o interés egoísta, sino de una polaridad entre el proyecto subjetivo originario y un segundo imperativo moral, derivado de circunstancias que escapan al control del sujeto. Interno desgarro característico de la tragedia clásica al que recientemente se han visto sometidos los protagonistas políticos del actual Gobierno heleno.

Quienes no tenemos acceso directo a lo que ocurre entre bastidores en la representación político-financiera, a la hora de interpretar la realidad social nos guiamos por la información que nos deparan ciertos analistas que han merecido nuestra confianza. Tal era exactamente (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

LMD en español