ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2004 > 2004/06 > Dos tipos de kamikazes: nacionalistas y globales

Los orígenes de los atentados suicidas

Dos tipos de kamikazes: nacionalistas y globales

Un informe reciente del Departamento de Estado Americano indica que el número de atentados terroristas en 2003 ha alcanzado su más bajo nivel desde 1969: 190, es decir 8 menos que en 2002 y un 45% menos que en 2001; el número de muertos ha bajado a 307 contra 725 en 2002. Los “atentados suicidas” son presentados como el arma atómica de los enemigos de Occidente, sin embargo son también la expresión de situaciones locales de guerra y de opresión.

por Pierre Conesa, junio de 2004

“No teníamos otra opción. No teníamos bombas, carros de asalto, misiles, aviones ni helicópteros”, declaró al diario ABC el 21 de agosto de 2001 el sheik Abdallah Sahmi, dirigente de la yihad islámica en la Franja de Gaza, para explicar los atentados suicidas. Pero esta declaración de guerra asimétrica ¿explica acaso el crecimiento alarmante y casi exponencial de los atentados suicidas? No es se­guro. El kamikaze ha llegado a ser, en pocos años, la bomba inteligente y barata del terrorismo de nueva gene­ración, producto de una ideología y de una técnica de preparación fácil de transponer y exportar.

El atentado suicida constituye un acto operativo violento, indiferente a las víctimas civiles, cuyo éxito está fuertemente condicionado por la muerte del o los terroristas. Para intentar comprender la novedad del fenómeno hay que excluir la referencia constante a los kamikazes japoneses, que pretendían ser combatientes que atacaban objetivos militares. La originalidad del (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.