ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2016 > 2016/06 > Dirigir la ONU, un trabajo singular

Abierta la sucesión de Ban Ki-moon

Dirigir la ONU, un trabajo singular

La carrera para reemplazar a Ban Ki-moon en el cargo de Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas ha comenzado. De aquí a finales de año debería conocerse el nombre del o la titular, al final de un proceso que, por primera vez, se ha visto ligado a audiencias públicas. El autor de este texto fue secretario general adjunto antes de presentar su candidatura en la elección precedente, en 2006.

por Sashi Tharoor, junio de 2016
JPEG - 1.4 MB
JOAN ROM - Sin título (Extremidades), 1997.
POR GENTILEZA DEL PATRONATO MARTÍNEZ GUERRICABEITIA

“El trabajo más imposible del mundo”, así fue como el primer secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el noruego Trygve Lie (1946-1952), describía su puesto a su sucesor, el sueco Dag Hammarskjöld, en 1953. Con el paso de las décadas, la tarea no se ha simplificado. La Carta de la ONU especifica que el Secretario General aúna la función de administrador jefe y de funcionario independiente, con la posibilidad de que se le encomiende por la Asamblea General o el Consejo de Seguridad misiones no especificadas (pero de naturaleza implícitamente política). Le toca al titular del puesto decidir si prefiere ser más “secretario” o “general”.

Su oficio está lleno de paradojas. Se espera del Secretario General que responda a las (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.