ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/10 > Castel: la creación de un imperio a costa de África

La cara oculta del líder de los vinos franceses

Castel: la creación de un imperio a costa de África

Las plagas del exceso de alcohol y de azúcar y la multiplicación de las botellas de plástico se expanden por África a gran velocidad para gran beneficio de algunos actores clave del mercado. Gracias a sus jugosos negocios en el continente africano, la muy discreta familia Castel se ha podido convertir en el número uno del vino francés. Este éxito se basa en la obsesión por el secreto, en un perfecto control de las redes de la “Françafrique” y en un fino conocimiento de la geografía de los paraísos fiscales.

por Olivier Blamangin, octubre de 2018

“Familiar e internacional”: así es como se presenta el grupo Castel, propietario de la cadena de bodegueros Nicolas y de las grandes marcas de vino Baron de Lestac, Vieux Papes o Malesan. La empresa es internacional gracias a la adquisición de grandes compañías. Se ha mantenido como familiar por el control de su capital, que coloca al clan Castel entre las diez primeras fortunas francesas. Su fundador, Pierre Castel, de 91 años, se encarga todavía de la dirección del grupo y cultiva el gusto de la discreción: concede muy pocas entrevistas y no tiene publicaciones financieras institucionales porque el grupo no cotiza en Bolsa. Ha hecho falta una amplia investigación para reconstruir su organigrama y evaluar sus resultados económicos, elementos que se mantienen cuidadosamente ocultos a los analistas.

Detrás del gigante vitícola se esconde otro imperio, en este caso africano: el de la cerveza, los refrescos y el azúcar. Menos mediático, (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.