ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/10 > Bajo el bloqueo, la península de Qatar se hace a la mar

La búsqueda de autosuficiencia a cualquier precio

Bajo el bloqueo, la península de Qatar se hace a la mar

Qatar, más de un año después de que el Consejo de Cooperación del Golfo lo aislara, no ha realizado ninguna concesión con respecto a las exigencias de sus vecinos y lleva a cabo su batalla por la influencia en el ámbito internacional. En Doha, los oficiales claman que el bloqueo refuerza la cohesión de la población y fomenta la diversificación económica del país. Sin embargo, los desequilibrios estructurales persisten.

por Angélique Mounier-Kuhn, octubre de 2018

Hay que desconfiar de las aguas mansas. Las que bañan la bahía de Doha, de un turquesa resplandeciente, tienen la serenidad de una balsa de aceite en este verano de 2018. Un calor y una luz abrasadores asedian la capital de Qatar, circunscribiendo la vida social solamente a los espacios climatizados. En los muelles, los dhows, con las velas arriadas, no han visto al más mínimo turista desde hace semanas. Antaño dedicados a la pesca y al transporte de mercancías, estos veleros tradicionales de madera son una de las pocas concesiones nostálgicas al frenesí de modernidad que se apoderó de la ciudad a mediados de los años 1990. Desde entonces, con un gran despliegue de hormigón y verticalidad, este frenesí rediseña continuamente la perspectiva de la ciudad, que es el orgullo de sus habitantes.

Pero el pausado balanceo de las embarcaciones en las que ondea la bandera púrpura y blanca –los (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.