ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/10 > Temblad, las brujas han vuelto

Aumenta la popularidad de un símbolo feminista

Temblad, las brujas han vuelto

La Europa del Renacimiento ejecutó por “brujas” a decenas de miles de mujeres. Como desafío, algunas feministas de los años 1970 reivindicaron esta identidad, añadiendo a veces a esta iniciativa política una práctica espiritual ligada al mundo natural. Hoy en día, mientras la relación de la humanidad con su medio vital genera caos, ¿cabe sorprenderse de que las brujas vuelvan a aparecer en Occidente?

por Mona Chollet, octubre de 2018

Cada mes desde la llegada al poder de Donald Trump en enero de 2017, varios miles de brujas suman fuerzas en fase de luna menguante para echar una maldición. Algunas se dan cita al pie de la Trump Tower, en Nueva York; las demás ofician en su casa, ante su altar, del que difunden fotografías en las redes sociales con las palabras clave #BindTrump y #MagicResistance. El material requerido incluye, aparte de símbolos de los cuatro elementos y cartas del tarot, un retrato “poco halagador” de Trump y un trozo de vela naranja. Paralelamente, en algunos estados de Estados Unidos han surgido grupos denominados Witch (“Bruja”), que protestan vestidos de negro, con sombreros picudos y la cara tapada. Luchan por la justicia social, contra los asesinatos policiales, contra la política migratoria del Gobierno, por los derechos de los transexuales o por el derecho al aborto. “Los fanáticos religiosos estadounidenses pisotean (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

La autora de este artículo acaba de publicar Sorcières. La puissance invaincue des femmes, éditions Zones, París.