ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/10 > Malnutrición y obesidad

Malnutrición y obesidad

La desnutrición infantil sigue disminuyendo mientras que los niveles de obesidad en adultos van en aumento.

octubre de 2018

Según los últimos datos del informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2018, publicado por la FAO, la obesidad en adultos continúa aumentando cada año. Según datos de 2016 el 13,2% de la población mundial (o lo que es lo mismo, 672,3 millones de personas) es obesa, frente al 11,7% de 2012. El informe demuestra que un escaso acceso a los alimentos y, especialmente, a alimentos saludables, contribuye a la desnutrición, así como al sobrepeso y la obesidad.

El costo más alto de los alimentos nutritivos, el estrés que significa vivir con inseguridad alimentaria y las adaptaciones fisiológicas a la restricción de alimentos ayudan a explicar por qué las familias que enfrentan inseguridad alimentaria pueden tener un riesgo más alto de sobrepeso y obesidad. Por otra parte, el acceso deficiente a los alimentos aumenta el riesgo de bajo peso al nacer y retraso del crecimiento en los niños, lo que también está asociado con un riesgo más elevado de sobrepeso y obesidad en las etapas posteriores de la vida.

Las múltiples cargas de la malnutrición son más frecuentes en los países de ingresos bajos, medianos-bajos y medianos y están concentradas en las personas pobres. En los países de ingresos altos, la obesidad también está igualmente concentrada en las personas pobres.

En el cuadro adjunto publicado en el citado informe, se puede comprobar cómo a nivel mundial, la proporción de niños menores de 5 años que padecen retraso del crecimiento continúa disminuyendo, con un 22,2% de niños afectados en 2017. En 2017, casi el 7,5% de los niños menores de 5 años (50,5 millones) padecían emaciación. Dos regiones, Asia y Oceanía, tuvieron casi uno de cada diez niños afectados, en comparación con solo uno de cada 100 en América Latina y el Caribe.

Desde 2012, la proporción mundial de niños con sobrepeso parece haberse estancado, con un 5,4% en 2012 y 5,6% en 2017. En 2017, el sobrepeso infantil afectó a 38,3 millones de niños, y África y Asia representaron el 25% y el 46% del total mundial respectivamente. La obesidad en adultos, por el contrario, continúa creciendo. Y va camino de convertirse en uno de los graves problemas del futuro.

DossierEl estado de la seguridad y la nutrición en el mundo 2018

Por tercer año consecutivo la realidad con la que nos topamos es demoledora: el número de hambrientos continúa creciendo. Según el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, en 2017 había 821 millones de personas –una de cada nueve– que sufría hambre. La situación está empeorando en América del Sur, África y (...)
  • Cambio climático y seguridad alimentaria

    La variabilidad del clima y la exposición a condiciones climáticas extremas, frecuentes e intensas amenazan con socavar y revertir los avances realizados hacia la eliminación del hambre y la malnutrición.
    Miniatura del mapa

    Cartografía: Aumento del número de desastres extremos relacionados con el clima, 1990-2016

    Miniatura del mapa

    Cartografía: Los choques climáticos fueron una de las principales causas de las situaciones de crisis alimentaria en 2017

  • El hambre en el mundo sigue aumentando

    Enrique Yeves
    Por tercer año consecutivo la realidad con la que nos topamos es demoledora: el número de hambrientos continúa creciendo. Según el informe El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, en 2017 había 821 millones de personas –una de cada nueve– que sufría hambre. La situación está empeorando en América del Sur, África y (...)
    Miniatura del mapa

    Cartografía: Prevalencia de la subalimentación en el mundo, 2005-2017

    Miniatura del mapa

    Cartografía: Número de personas subalimentadas, 1970-2017

  • Fortalecer la resiliencia climática es crucial para detener el aumento del hambre

    José Graziano da Silva
    Por tercer año consecutivo, el hambre en el mundo aumenta. El número absoluto de personas desnutridas ha ascendido a casi 821 millones en 2017, de alrededor de 804 millones en 2016. Estamos hablando de los mismos niveles que hace casi una década y, por lo tanto, somos testigos de una preocupante erosión y reversión de los avances logrados para (...)
  • El Jardín del Edén tiene hambrientos y malnutridos

    Julio Berdegué y Pablo Aguirre
    El cambio climático, el retroceso económico y los conflictos contribuyen a un nuevo aumento del hambre en América Latina y el Caribe que alcanza los 39 millones de personas. Al mismo tiempo, la obesidad sigue siendo uno de los mayores problemas de salud pública en la región y afecta a 104 millones de adultos.
    Miniatura del mapa

    Cartografía: Evolución de la subalimentación en América Latina y el Caribe, 2000-2017

    Miniatura del mapa

    Cartografía: Sobrepeso y obesidad en adultos en América Latina y el Caribe

    Miniatura del mapa

    Cartografía: Desnutrición crónica en menores de 5 años en América Latina y el Caribe

Cartografía

Todavía queda un largo camino por recorrer para alcanzar las metas para 2025 y 2030 en relación con el retraso del crecimiento, la emaciación, el sobrepeso, la lactancia materna exclusiva, la anemia en mujeres en edad reproductiva y la obesidad en adultos

Miniatura del mapa

Otros mapas

Todos los mapas