ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/08 > Armas de guerra farmacológicas

De las neurociencias al antiterrorismo

Armas de guerra farmacológicas

por Steve Wrigth, agosto de 2007

La farmacología de guerra es ineluctable. Es lo que constata la Asociación Médica Británica (BMA, siglas en inglés) en su reciente informe sobre la utilización de medicamentos como armas.

Hace ya unos cuarenta años que los medicamentos se estudian por su capacidad de ser transformados en armas de guerra. Desde el célebre LSD al gas BZ, diversas drogas militares han sido probadas en humanos; el gas CS fue utilizado en gran escala durante la guerra de Vietnam. Bonfire, un programa soviético secreto, ­intentó transformar en armas las hormonas humanas responsables de algunas de las principales funciones del cuerpo. Resultan incontables los productos químicos utilizados durante los interrogatorios, y también las diversas sustancias psicoactivas o paralizantes empleadas para inhibir las transmisiones nerviosas, infligir dolor o causar irritaciones.

Por la naturaleza extremadamente técnica de estas investigaciones, los debates han quedado confinados a los organismos especializados en armas no convencionales, como el Comité Internacional de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.