ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2007 > 2007/08 > El lavado de cerebro en libertad

Más eficaz aún que las dictaduras

El lavado de cerebro en libertad

La “comunicación” constituye el instrumento de gobierno permanente de los regímenes democráticos. Y representa para éstos lo que la propaganda a las dictaduras. Así lo corroboran la compra de periódicos de referencia –el Wall Street Journal en Estados Unidos, Les Echos en Francia– por hombres de gran fortuna habituados a adecuar la verdad a sus intereses (leer el artículo de Marie Benilde "La prensa en manos de depredadores"); la intervención excesiva de los políticos como es el caso de Nicolas Sarkozy; la canibalización de la información por los deportes, la meteorología y hechos diversos, todo ello en un uso excesivo de la publicidad. En una entrevista concedida al periodista de France Inter Daniel Mermet, el intelectual norteamericano Noam Chomsky analiza estos mecanismos de dominación y los resitúa en su contexto histórico. Él recuerda, por ejemplo, cómo los regímenes totalitarios se han apoyado en los resortes de la comunicación publicitaria perfeccionados en Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial. Evoca ­también las perspectivas de transformación social en el mundo actual y lo que podría parecer la utopía para los que, a pesar de la pedagogía de la ­impotencia configurada por los medios de comunicación, no han renunciado a cambiar el mundo.

agosto de 2007

- Comencemos por la cuestión de los medios de comunicación. En Francia, en mayo de 2005, cuando se realizó el referéndum sobre el Tratado de Constitución europea, la mayoría de los órganos de prensa eran partidarios del “sí”, pero el 55% de los franceses votó por el “no”. Por lo tanto, el poder de manipulación de los medios de comunicación no parece ser absoluto. ¿Ese voto de los ciudadanos representa también un “no” a los medios de comunicación?

El trabajo que realizamos Edward Herman y yo sobre la manipulación mediática o la “fábrica del consentimiento”, no aborda la cuestión de los efectos de los medios de comunicación sobre el público. Es un tema complicado, pero las pocas investigaciones profundas realizadas al respecto sugieren que, en realidad, la influencia de los medios es más importante en los sectores de población más educada. La masa de la opinión pública parece menos (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

P.-S.

Entrevista con Noam Chomsk, profesor de lingüística en el Massachusetts Institute of Technology, Boston.