ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/12 > Una amistad singular entre Riad y Washington

Alianzas, familia, negocios

Una amistad singular entre Riad y Washington

El presidente estadounidense, muy virulento con respecto a Arabia Saudí durante la campaña electoral de 2016, ahora pretende hacer que su país se beneficie de la riqueza del reino. Una perspectiva interesada que no tiene en cuenta las dificultades estructurales de un país involucrado en reformas económicas y sociales inciertas.

por Ibrahim Warde, diciembre de 2017

En septiembre de 2016, en el momento más intenso de la campaña electoral estadounidense, el Senado y la Cámara de Representantes adoptaban casi por unanimidad la ley JASTA (Justice Against Sponsors of Terrorism Act). Al apuntar directamente a Arabia Saudí, permite a los ciudadanos estadounidenses emprender medidas judiciales contra los Estados que habrían ayudado “de forma directa o indirecta” a las organizaciones implicadas en “actividades terroristas contra Estados Unidos”. Donald Trump, que acababa de obtener entonces la investidura republicana, proporcionó un apoyo tan inquebrantable como estrepitoso a esta ley. Cuando el presidente Obama intentó, sin éxito, vetarlo (en nombre del principio bien establecido de la inmunidad de los Estados), el candidato republicano vio en este gesto un acto “vergonzoso”.

En efecto, antes de que Trump accediera a la presidencia predominaban tres temas en su percepción de Arabia Saudí. El del terrorismo: recordaba sin cesar los atentados del 11 de septiembre de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.