ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/12 > ¿Cómo ha sabido el Estado chino sacar provecho de la globalización?

La política industrial, en el centro de una estrategia de poder

¿Cómo ha sabido el Estado chino sacar provecho de la globalización?

Tanto en el Foro de Davos en enero como durante su encuentro con Donald Trump en noviembre, el presidente chino Xi Jinping pulió su discurso sobre las virtudes del libre comercio, mientras que su homólogo parecía defender el “América primero” y el proteccionismo. Pekín se ha apropiado de la globalización para recuperar su lugar en el mundo sin diluirse gracias al Estado desarrollista.

por Philip s. Golub, diciembre de 2017

Después de un largo periodo de eclipse en el siglo XIX –debido a la convergencia de presiones coloniales externas (europea y más tarde japonesa) y de disyunciones internas (hambrunas, catástrofes naturales, revueltas)– y, más tarde, un periodo de casi autarquía con Mao Zedong entre 1949 y 1976, China ocupa de nuevo un lugar central en la economía mundial. En efecto, si se adopta una perspectiva histórica amplia, vuelve a ocupar la posición proporcional a su peso demográfico que ostentó en el siglo XVIII, antes de la gran divergencia “Este-Oeste” y “Norte-Sur”. Su resurgimiento conlleva profundas implicaciones políticas y estratégicas, tal y como lo demuestran sus reivindicaciones de soberanía en el mar de China Meridional, sus crecientes capacidades militares, la constitución de corredores marítimo y terrestres mundiales, o también su implicación en la creación de nuevas instituciones de desarrollo y de gobernanza económica autónomas, como el Asian International Investment Bank (AIIB) (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.