ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2014 > 2014/07 > Transformar el desierto chino en viñedos

Un nuevo actor en la globalización del vino

Transformar el desierto chino en viñedos

Las exportaciones mundiales de vino se recuperan y alcanzan nuevas cotas de ventas. El volumen de negocio superó los 22.000 millones de euros en 2012. Los viñedos se reducen en Europa, pero se extienden rápidamente por Asia. China se ha convertido en el país que más vino tinto consume y en un productor cada vez más competente.

por Boris Pétric, julio de 2014

En los últimos quince años, la superficie de los viñedos chinos se ha duplicado, alcanzando cerca de 600.000 hectáreas en 2013. Mientras que en Europa los viñedos están disminuyendo (3,5 millones de hectáreas, de las cuales 950.000 están en España), China se encuentra en condiciones de convertirse en uno de los gigantes vitícolas a nivel mundial. El sector atraviesa un momento de entusiasmo sin precedentes. La producción aumenta a gran velocidad, al igual que el consumo, cuyo margen de crecimiento sigue siendo significativo –1,2 litros anuales por habitante, frente a 47 litros en Francia o 37 en Italia–. Este mercado en constante evolución se presenta como un nuevo paraíso tanto para los productores locales como para los exportadores extranjeros. En 2014, Pekín figura ya el primero en el ranking de clientes de la región francesa de Burdeos.

Si bien la viña es conocida en China desde hace dos milenios, el paso (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.