Portada del sitio > Mensual > 2020 > 2020/10 > Sacar de las sombras a la mujer prehistórica

Una larga disputa intelectual

Sacar de las sombras a la mujer prehistórica

¿Y si nuestros ancestros femeninos hubieran pintado en la cueva de Atapuerca, cazado bisontes, tallado herramientas? Los primeros prehistoriadores, al copiar en su objeto de estudio el modelo patriarcal y su orden divino, construyeron mitos que infravaloran a las mujeres. La labor científica conduce a distanciarse de estas presuposiciones para reconsiderar el papel del “segundo sexo” en la evolución humana.

por Marylène Patou-Mathis, octubre de 2020

Ningún argumento arqueológico confirma la hipótesis de que en el Paleolítico las mujeres tuvieran un estatus social inferior al de los hombres. Algunos arqueólogos, basándose en la abundancia de representaciones femeninas, incluso sugieren que, por su papel protagónico en las creencias, las mujeres gozaban de una elevada condición en aquellas sociedades. Al parecer, es algo que se comprueba al menos en algunos casos, pero ¿era esa la única razón? Hay otros investigadores que sostienen que, en aquellos tiempos, las sociedades eran matrilineales, y puede que matriarcales.

Es frecuente la confusión entre sociedad matriarcal –en la que las mujeres ejercen la autoridad social y jurídica– y sociedad matrilineal –un sistema de parentesco basado en la filiación materna–. La palabra “matriarcado” sobreentiende una dominación femenina, como así lo señala su etimología (del griego arkhein, “dirigir”, “mandar”). Ciertamente se ha observado una jerarquía basada en la hembra dominante y su descendencia en varias especies (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.