ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2017 > 2017/03 > Las enfermedades del Norte migran a África

La lucha contra las epidemias eclipsa otras afecciones

Las enfermedades del Norte migran a África

Señal de las profundas transformaciones que están en marcha en África, las llamadas enfermedades “de los países desarrollados”, como la diabetes o las insuficiencias cardiovasculares se extienden por la mayoría de los Estados del continente. Aunque también puede existir un vínculo con los nuevos hábitos alimentarios, esta degradación de la salud de la población ahonda sus raíces en la urbanización acelerada y las prácticas de la industria agroalimentaria.

por Frédéric Le Marcis, marzo de 2017

Las enfermedades no transmisibles (ENT) –diabetes y enfermedades cardiovasculares sobre todo–, a pesar de que se las llama “enfermedades de los países industrializados” o “enfermedades de la civilización”, podrían provocar a partir de 2030 más defunciones en África que las enfermedades transmisibles, entre ellas el sida. Aunque en el imaginario occidental siempre se ha percibido el continente negro como una tierra de riesgo sanitario debido al paludismo, a la fiebre amarilla y más tarde al sida y al ébola, hoy sufre una especie de “doble condena”: ha pagado un alto precio debido a las enfermedades infecciosas y el aumento de las ENT pesa sobre los sistemas sanitarios, al igual que sobre las familias, principales proveedoras de cuidados. El caso de la diabetes es un ejemplo de los desafíos que plantea la expansión de estas patologías en África. Todavía desconocidas con demasiada frecuencia, se desarrollan a un ritmo rápido. Su atención (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Acceso gratuito a nuestros contenidos hasta el 12 de abril debido a la situación excepcional provocada por el COVID-19.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

P.-S.

Con la colaboración de Hélène Colineau, ENS de Lyon.