ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2018 > 2018/08 > La verdadera historia de Pierre Rabhi

Frugalidad y “marketing”

La verdadera historia de Pierre Rabhi

El abandono de las grandes esperanzas políticas vuelve a poner de moda una idea antigua: para cambiar el mundo, bastaría con cambiar uno mismo y restablecer con la naturaleza esos vínculos destruidos por la modernidad. Apoyada por personalidades carismáticas como Pierre Rabhi, campesino del departamento francés de Ardèche, esta “insurrección de las conciencias”, que llama a que cada uno “haga la parte que le toca”, experimenta un creciente éxito.

por Jean-Baptiste Malet, julio de 2018

En el gran auditorio del palacio de congresos de Montpellier, un hombre permanece agazapado en el borde del escenario mientras un millar de espectadores miran la gran pantalla. Las imágenes, acompañadas de una inquietante banda sonora, se suceden: atascos, fumigaciones fitosanitarias, una playa contaminada, una fábrica humeante, un supermercado atestado, un oso polar agonizante. “¿Vamos a abrir de una vez nuestras conciencias?”, pregunta un letrero. Terminada la película, la moderadora anuncia al conferenciante que todo el mundo espera: “Todos lo conocéis… Es un auténtico campesino”.

Los focos revelan los atributos del personaje: barba de chivo, camisa a cuadros, pantalón de pana, tirantes. “No he venido para dar una conferencia en el sentido tradicional del término”, explica Pierre Rabhi, estrella de la jornada “Una esperanza para la salvación del Hombre y la Tierra” –organizada este 17 de junio de 2018–. “Sino para compartir con vosotros, a través de una vida que es (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.