ESSION{id_auteur}|oui)

Portada del sitio > Mensual > 2012 > 2012/09 > La India-Bangladesh, una frontera desbaratada

Una región, dos países... y un intenso contrabando

La India-Bangladesh, una frontera desbaratada

Después de un cuarto de siglo de esfuerzos, este año la India cuenta con terminar de alambrar su frontera con Bangladesh: 3 286 kilómetros, es decir, la barrera geopolítica más larga del mundo. Pero este muro, proeza del nacionalismo, se revela menos infranqueable de lo que se podría imaginar. Son muchas las cosas que consiguen franquearlo: gente, una lengua común, ganado, ajo, saris, especias, jarabe contra la tos, utensilios de cocina y cuatro milenios de historia bengalí.

por Elizabeth Rush, septiembre de 2012

Bengala Occidental, la India. A lo lejos, dos personas caminan bordeando la frontera, una vestida de blanco, la otra, de naranja. La primera rueda por el terraplén tendiendo las manos para ayudar a la segunda. Juntas, chapotean por un canal estrecho, con el agua hasta la cintura, entre los jacintos de agua violetas. A 500 metros a su izquierda, se erige una sección de la famosa barrera. Pero aquí, no hay nada. Solo una luz crepuscular en la que todo se disuelve. Las dos minúsculas siluetas trepan el talud por un camino de tierra, a lo lejos. Y listo, ya han cruzado, desapareciendo en los repliegues del terreno de otro país. Coste total del viaje: de 500 a 1.000 rupias (entre 7 y 14 euros) la ida simple, dependiendo del grado de intimidad con los guardias sobornados.

“Bangladesh está justo ahí atrás”, nos indica Shoun señalando una línea de palmeras de (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

Recuadro

Bajo las aguas